28 de febrero de 2014

Reseña: La felicidad es un té contigo

Título: La felicidad es un té contigo
Título original: La felicidad es un té contigo
Autora: Mamen Sánchez
Lugar de edición: España
Editorial: ESPASA
Fecha de publicación: Marzo 2013
Nº páginas: 334
Precio: 19,90
Idioma original: Español

Sinopsis: La inexplicable desaparición del gentleman Atticus Craftsman en el corazón de las tinieblas de la España profunda parece estar relacionada con las malas artes de cinco mujeres desesperadas, las empleadas de la revista Librarte, capaces de cualquier cosa con tal de conservar su trabajo. El inspector Manchego será el encargado de desenredar una trama en la que la comedia romántica se mezcla con el drama más tierno, la intriga policíaca desemboca en el mayor hallazgo literario de todos los tiempos, lo difícil se vuelve fácil y los problemas se ahogan en un mar de lágrimas… de risa. Todo esto para terminar descubriendo, qué cosas, que el amor lo explica todo.

Aviso para lectores: Esta novela puede afectar seriamente su percepción pesimista de la realidad. Provoca carcajadas y ganas de más. Sus personajes son como los hijos: cuanto más tropiezan, más se les quiere. Cuidado con sus corazones: les pueden entrar ganas irrefrenables de enamorarse. Y de vivir.

SIN SPOILERS

Opinión: Primero de todo, decir que no me he identificado con el “aviso para lectores” que sale en la contraportada. A ver, la novela me ha gustado, pero no me ha provocado carcajadas ni nada de eso. Yo lo leí con la idea de que iba a ser muy cómico, pero la verdad es que no lo es, en mi opinión. Solo me reí en una de las intervenciones de Soleá. También decir que por la portada –que por otra parte, me parece muy bonita-, creí que iba a ser un libro tremendamente romántico, pero he de decir que no es así. Claro que hay amor, pero desde mi punto de vista no es el tema principal del libro, la trama también tiene otras cosas. Yo lo definiría como un “popurrí”, en el que hay misterio, diversión, amor, rasgos de una cultura –concretamente la granadina, andaluza.- Es cierto que al principio no me enganchó del todo, no terminaba de encontrar ese puntillo que hace que no pueda separarme del libro, pero al final me dejé seducir por las páginas y me terminó gustando bastante. Es fácil y rápida de leer, con un vocabulario fluido y sin complicaciones –en muchas ocasiones se utiliza un vocabulario literalmente andaluz, cosa que me ha gustado, dado que yo lo soy-, así que os la recomiendo si queréis pasar un buen rato leyendo una novela, pero no si buscáis una gran historia con una trama y vocabulario muy elaborado.  Los personajes son divertidos, y aunque al principio no terminaba de convencerme una de las protagonistas, Soleá, me acabó cayendo bien y se ganó mi simpatía. Gaby, personalmente, es un personaje que me gusta mucho y al que creo que no se le explota lo suficiente, podría sacarse más de ella. La historia de María y lo que le ocurre sí que me ha parecido muy interesante, y el personaje de Atticus me ha encantado. Los demás protagonistas son Asunción, Berta y el inspector Manchego. Luego están otros secundarios como Moira, Marlow –los padres de Atticus- los amigos del policía, César Barbosa…Moira, definitivamente, no me cae bien, y creo que todo el mundo pensará lo mismo cuando lea el libro. Podría decirse que es una novela coral, ya que cada personaje tiene sus historias y sus pensamientos, aunque se cruzan entre ellas en algunos puntos. No sé qué nota le pondría al libro en su conjunto, ya sabéis que no me gusta hacerlo, pero no estaría nada mal, así que os lo recomiendo. No os puedo decir cuántos capítulos tiene, ya que no vienen con un número ni nada, pero no se hace pesada, además, la letra es grande y no hay que forzar la vista. Nunca había leído nada de esta autora, ni siquiera la conocía, así que os dejo un breve resumen para que sepáis algo de ella.


Mamen Sánchez
Mamen Sánchez, nacida en Valencia, es licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense y ha realizado cursos de doctorado en Historia y Literatura, además de cursos de Literatura y Civilización Francesa en la Sorbonne y de Literatura Inglesa en las universidades de Londres y Oxford. Es subdirectora de la revista ¡Hola! y directora de ¡Hola! México. Además de las novelas Gafas de sol para días de lluvia, Agua del limonero, Juego de damas y esta que estoy reseñando, ha publicado tres libros infantiles.


Bueno, creo que con esto os podéis hacer más o menos una idea sobre el libro. No he querido hacer ningún tipo de spoiler ya que a mí no me gusta estar leyendo una reseña y encontrarme con algo importante del libro, pero sí os digo que me ha gustado mucho y os la recomiendo.